RSS

¡Vamos, adelante!



¿Hacemos 305 km. caminando desde Oviedo hasta Santiago de Compostela? ¿O bien 395 km. hasta Finisterre?

Hay muchos Caminos, el Camino Francés (el más famoso), el de la Ruta de la Plata, el Portugués y varios más.

Pero el Camino de Santiago del Norte o Camino Primitivo es aún hoy sinónimo de soledad, de intimismo, de meditación y de contacto con la Naturaleza, en contrapunto a otros Caminos, más masificados.

El clima, salvo en invierno, es suave, el paisaje excelente, conocerás gente que merecerá muy mucho la pena, por la gastronomía, por la hospitalidad que encontrarás... y por ti mismo..., por mil razones recorrer el Camino de Santiago de Norte puede convertirse en una una experiencia inolvidable.

"Hacer el Camino de Santiago" puede responder a motivaciones muy diversas, de tipo religioso, espiritual, cultural..., incluso deportivo.

De todas formas, muchos peregrinos, además de su afán de sacrificio, superación y aventura, tienen una razón especial para emprender el Camino. Y, por supuesto, yo tenía la mía, algo que me impulsó a tomar la decisión...

Al fin y al cabo, quizá haya momentos en la vida, como ha sido mi caso, en los que puede ser especialmente recomendable. ¿Quién no ha sentido alguna vez que debía hacer una pausa, parar en seco, desconectar y poner en orden el armario mental?. Sin duda, el viaje, que es a la vez interior, te puede ayudar infinitamente si lo que necesitas es abrir las ventanas de par en par con el fin de que entre el aire fresco en tu vida.



---